CATACLISMO

MÚLTIPLO DE CIEN

Salomé del Campo, Jugando a la guerra, 2012Salomé del Campo, Jugando a la guerra, 2012

MÚLTIPLO DE CIEN
Rocío de la Villa

En 1993 Mar Villaespesa comisariaba junto a Luisa López la que se considera la primera exposición de arte de género en España. El proyecto partía de un encargo institucional para celebrar el 8 de marzo, pero se convirtió en una selección de artistas andaluzas cuyo trabajo se distanciaba de la celebración de lo femenino, desde el posicionamiento que suele denominarse “esencialista” en la teoría del arte feminista.

Más de veinte años después, Villaespesa retoma a tres de las artistas presentes en 100%, ahora bajo el título Múltiplo de 100. La exposición hace un guiño al pasado, mostrando algunas de aquellas obras, para pasar a desarrollar un amplio recorrido por la producción de la última década, ciñéndose a la poética de cada artista en las salas del CICUS, todavía en obras y, quizás por ello, doblemente atractivas para mostrar propuestas contemporáneas.

multiplo100Salomé del Campo, Bosques / Victoria Gil, Houdina / Pepa Rubio. Obras de los años 90

Como en la exposición inaugural, quizás sea en la pintura de Salomé del Campo donde el trasunto de género es menos obvio. Heredera de la pincelada desgarbada y transparente de Morisot, su pintura se ha convertido en una metapintura que se confronta con el problema de la representación y que se despliega en telones y escenarios, trípticos y dípticos como fragmentos de una puesta en escena en la que se contraponen mujeres y niños, trabajos y juegos, escaparates y sueños.

Salome del CampoSalomé del Campo, Durmiente y escaparate, 2010-2011

Salomé del Campo, La Nave, 2009Salomé del Campo, La nave, 2009

Salomé del Campo, Telón (tríptico), 2014Salomé del Campo, Telón, 2014. Tríptico

De Victoria Gil, que a media década de los noventa formó el colectivo Gratis, junto a Federico Guzmán y otros, se muestran además de su conocida serie amarilla de  retratos saharauis, dos nuevas series de acuarelas dedicadas a la interpretación de los textos místicos (y pasionales) Las Moradas de santa Teresa de Jesús y Cartas de amor de la monja portuguesa de Mariana Alcoforado. Por otra parte, también son muy notables sus obras recientes sobre tejidos, retomando el influyente ensayo de Silvia Federici, Calibán y la bruja. Y en la misma línea monstruosa, levando al terreno de la dominación sexual, la leyenda chilena sobre El imbunche, que hablaba de niños raptados por seres maléficos que les cosían todos los orificios del cuerpo.

Victoria Gil OK

Victoria Gil, Santa Teresa de Jesús, Ay qué vida tan amarga do no se goza…, 2012

Para abordar la obra de Pepa Rubio, se ha trasladado parte de su estudio, con cientos de piezas minúsculas, mecánicas y de origen natural que la artista transforma en una práctica artística que reclama lo artesanal entrelazado con una poética feminista, rememorando la obra de Ana Mendieta y de Lygia Pape, de Eva Hesse y Meret Oppenheim, en pequeños objetos y dibujos.

Pepa-Rubio.-Mesa-de-estudio.-1994-20141Pepa Rubio, Mesa de estudio, 1994-2014

 

Salomé del Campo, Victoria Gil, Pepa Rubio, Múltiplo de 100, CICUS, Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla, C/ Madre de Dios 1, Sevilla. Del 23 de enero al 5 de marzo de 2015.

 cicus2Salas de CICUS

Introduce tu comentario

Por favor, introduce tu nombre

Debes introducir tu nombre

Por favor, introduce una dirección de e-mail válida

Debes introducir una dirección de e-mail

Por favor, introduce tu mensaje

MAV Mujeres en las Artes Visuales © 2017 Todos los derechos reservados


Diseñado por ITCHY para m-arte y cultura visual