CATACLISMO

MARISA GONZÁLEZ. REGISTROS DOMESTICADOS

MG llaves

MARISA GONZÁLEZ. REGISTROS DOMESTICADOS
María José Aranzasti

La trayectoria artística de Marisa González (Bilbao, 1945) cumple 45 años de actividad y se revela en esta magnífica exposición, Registros Domesticados, comisariada de manera inteligente y con unos resultados excelentes y muy didácticos por Rocío de la Villa, como una de las grandes artistas de este país, siempre con un trabajo en proceso, coherente y comprometido con la actualidad social que le ha tocado vivir.

La exposición se presenta dividida en tres grandes secciones: Trabajos colaborativos realizados desde su etapa norteamericana (1970-1996), Arqueología industrial (1996-2006), junto con los problemas de producción y las relaciones implícitas de la ecología, y Registros postcoloniales (2008-2014), en los que se insertan dos importantes y últimos proyectos: Ellas, filipinas, sobre la situación de estas emigrantes en Hong Kong, y The road to Mandalay, sobre Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz y posible futura presidenta de Birmania.

Esta artista multimedia utiliza las nuevas tecnologías, instalaciones, vídeos, además de fotografías, archivos diversos y objetos trouvés, acarreados, no sin dificultades, por ella misma. Todos sus trabajos están concebidos como procesos y seriaciones dentro de unas temáticas concretas. Marisa González se sirve del medio del arte para poder plasmar sus reflexiones, plantear sus preguntas e intentar responder desde su propio testimonio a diferentes problemáticas y temáticas en los que todos nos vemos expuestos en este mundo globalizado.

MG estacion fax2AMarisa González, Estación Fax / Fax Station, 1993-2015. Instalación en Tabacalera, Madrid

La exposición comienza mostrando su dimensión de pionera en nuevas tecnologías con Estación Fax (1972-1993-2015), una reconstrucción de la instalación realizada en el Círculo de BBAA de Madrid en 1993. Un diálogo contante, de intercambio, que surgió a raíz de sus estudios en 1971 en el Art Institute de Chicago, en el programa Generative System bajo la dirección de Sonia Sheridan.

Notas, planos, experiencias diversas, configuran esta instalación de transmisión en tiempo real de la imagen y de los datos: el fax como máquina receptora de arte. El visitante actual, al igual que en otras ocasiones, al ser un proceso abierto, puede participar sobre el tema de la crisis de hoy, como también lo hicieron otras personas en crisis anteriores, creando un diálogo e intercambio de datos y de imágenes.

Memoria y Destrucción (2002), en torno a la memoria del patrimonio industrial y los virus informáticos; Stop the War (2003), sobre el movimiento surgido en torno a la guerra de Irak; Palabras vivas (2004-2005), sobre el origen y la evolución de las palabras corrientes, son proyectos que se insertan dentro del Net Art.

Pasando ya al bloque Sistemas Generativos, la artista con los tres colores principales: rojo, amarillo y azul construye diversos monotipos, utilizando la primera fotocopiadora en color, llegando a alcanzar tonos muy sutiles. Clónicos (1993-1997) es una serie que parte de diferentes variaciones de electrografías de siluetas de muñecos, para establecer referencias claras con el cuerpo real, sobre el aprendizaje desde la infancia de los roles femeninos bajo las concepciones patriarcales establecidas.

Con Anónimos (1972), como explica la artista en su visita guiada en la exposición, el espectador puede componer su propio cuadro y colocar como quiera las figuras en el panel magnético, a la vez que lo puede fotografiar y enviar, para formar parte del archivo Siluetas.

Marisa González ha sido, desde sus inicios artísticos, una artista feminista reivindicativa y activa permanentemente. Tras sus estudios en Wasghinton con la feminista Mary Beth Edelson, denunciará la violencia de género y la represión, como en la obra La Descarga (1975), con cinco paneles de fotocopias en color, con ritmos secuenciales cinematográficos.

MG La descargaMarisa González, La descarga, 1975. 5 paneles con fotocopias thermofax

Partiendo de una fotografía de una imagen publicitaria de un periódico, con La negrona la artista convertirá esta imagen en su modelo matriz para servir de ejemplo de reflexión sobre las diversas variaciones y etapas de cualquier mujer. Utilizando múltiples combinaciones de reproducciones, realizadas con la primera fotocopiadora de color y de gran formato, la artista reflexiona sobre el cuerpo y la imagen: la mujer como objeto de deseo en los mass media.
MG,La_mulata_y_sus_M_scaras_1975_fotograf_a

Marisa González, La mulata y sus máscaras, 1975. 9 fotografías de 100 x 70 cm

La mulata indaga en torno a la identidad, sobre la problemática racial y la marginación; y, por su parte, la Violación remite a una imagen fotográfica de una muñeca abandonada que posteriormente es manipulada.

Dentro del apartado de arqueologías del sistema industrial destaca La Fábrica HP (2000), una instalación en torno a la memoria de la desaparición de la fábrica Harino Panadera de Bilbao. Esta instalación, realizada por primera vez en la Fundación Telefónica, representa la industria vasca. “Utilicé, señala Marisa, las lámparas de Harina Panadera; en el suelo, los potentes y llamativos extractos y fragmentos de las memorias del Consejo de Administración que constituyen la voz de la oligarquía vasca. También utilicé las fotocopias de los trabajadores procedentes de los libros de familia, quienes fueron los que levantaron a la industria: la mano de obra de trabajadores castellanos, andaluces, etc.”. Todo un homenaje a esos trabajadores de la fábrica.

MG luminarias registros-domesticados-01Marisa González, Luminarias, 1999-2000. Instalación en Tabacalera, Madrid

Central LMNZ (2002-2006) es un gran proyecto que se enmarca dentro de la memoria colectiva, tras el desmantelamiento definitivo de esta central nuclear en Bizkaia. La artista presenta a través de vídeos, fotografías e instalaciones, formadas por un gran número de objetos, un trabajo exhaustivo de archivo, en ese gran afán de documentar, de registrar in situ y al máximo, todo lo referente a lo arqueológico-industrial de esta central en Lemóniz que nunca llegó a funcionar. Todo un testimonio singular en el que la panorámica y el enclave costero, las llaves de la central, el reactor por dentro, los sistemas de alarmas, las señaléticas de peligro, etc… son algunas de las problemáticas por donde discurre este trabajo, además de las sociales, políticas y ecológicas.

MG-Espacios-29Marisa González, Archivo Central LMNZ, 2015. Instalación en Tabacalera, Madrid

Ellas filipinas (2010-2012) resulta ser también una gran obra. En la exposición, se recrean los espacios íntimos que, con grandes cajas de cartón, estas mujeres que trabajan en el servicio doméstico en Hong Kong construyen el domingo, en su día libre. Se juntan para descansar y socializar, llevando a cabo diversas actividades de ocio, a la vez que invaden el centro financiero de la ciudad, junto a las grandes firmas comerciales de lujo. “Ellas, afirma Marisa, muchas de ellas universitarias, desean una vida mejor para sus hijos, son ellas las que levantan su país, ya que son las portadoras de una gran fuente de divisas. Al gobierno filipino no le interesa que esta situación cambie”. Un proyecto artístico que pone de relieve los grandes problemas globales de desigualdad en el mundo.

MG filipinas instalacionMarisa González, Ellas filipinas, 2010-2012. Instalación en Tabacalera, Madrid

Frente a este gran colectivo que sustenta un país, se encuentra en este ámbito del registro postcolonial, una sola mujer, Aung San Suu Kyi, que lucha por la democracia de Birmania, después de haber sufrido 15 años el arresto domiciliario, y que cuenta en la actualidad con el apoyo de la población y de la ayuda internacional. The Road to Mandalay es el proyecto en el que se inscribe esta temática, a través de vídeos que describen el país, sumido en una industria precaria y en unas condiciones y formas de vida muy pobres que agudizan las desigualdades políticas, económicas y productivas.

MG BirmaniaMarisa González, The Road to Mandalay. The Lady, 2012-2014. frame vídeo.

Más información de la artista en: http://www.marisagonzalez.com

Se recomienda no perderse la visita guiada, realizada por la propia artista, de una hora aproximada de duración. A las 12 horas los sábados 7, 14 y 28 de marzo, el viernes 20 de marzo y los sábados 4 y 11 de abril.

Marisa González, Registros Domesticados, Tabacalera, Embajadores 51, Madrid. Del 19 de febrero al 12 de abril de 2015. Horario: de martes a viernes de 12 a 20 horas y sábados y domingos de 11 a 20 horas.

Comisaria: Rocío de la Villa.

Introduce tu comentario

Por favor, introduce tu nombre

Debes introducir tu nombre

Por favor, introduce una dirección de e-mail válida

Debes introducir una dirección de e-mail

Por favor, introduce tu mensaje

MAV Mujeres en las Artes Visuales © 2017 Todos los derechos reservados


Diseñado por ITCHY para m-arte y cultura visual