CATACLISMO

¿ACASO ME NOMBRAS?

Teresa Correa

 

¿ACASO ME NOMBRAS?
Un proyecto de Teresa Correa

La pregunta que da título a la exposición alumbra ténuemente la obra de Teresa Correa a lo largo del espacio, de principio a fin y del suelo al techo.

Cada fotografía en esta exposición es un grito con el que Correa interpela al espectador. Nos invita a descubrir belleza en los objetos arqueológicos de la cueva de Altamira. Sin embargo, su propuesta no es únicamente una mirada estética, sino una forma de disentir respecto a la mirada habitual hacia los objetos del pasado remoto que nos presentan los museos. Disentir, cuestionar, revisitar, especular a través de la fotografía es un camino de investigación -sobre los relatos históricos- impregnado de compromiso desde el presente. Rasgar cada fotografía es el gesto definitivo mediante el que la artista se revela frente al relato histórico tradicional argumentado a partir de los objetos arqueológicos.

Interpelar a la realidad desde la anomalía de lo que el sistema no reconoce es provocar “un acontecimiento” (Alain Badiou), que implica un cambio de nuestros códigos de percepción y la apertura a la historia. “¿Acaso me nombras?” reclama una Historia con un relato protagonizado por las dos mitades de la Humanidad.

La cueva de Altamira es un lugar patrimonial, es pasado y es presente; es un lugar de la memoria de las personas del pasado, y de la desmemoria en el presente. En la exposición temporal una instalación nos invita a revisitar la cueva de Altamira calzados con unos zapatos como los que se utilizan actualmente para acceder a la cueva; son un calzado anticontaminante, que evita introducir partículas del exterior. Con ellos accedemos al relato de la exposición con un paso inusual, siguiendo un camino sin contaminaciones previas.

Teresa Correa1

TERESA CORREA

Teresa Correa es fotógrafa profesional, con formación en Sociología, y sus intereses e inquietudes intelectuales discurren principalmente entre la Antropología y la Arqueología.

Esta exposición temporal en el Museo de Altamira es una de sus escalas en un largo viaje que inició en las Islas Canarias, donde ha abordado diversos proyectos fotográficos sobre el paisaje arqueológico de las islas, y sobre el patrimonio cultural de los museos arqueológicos.

Nacida en Las Palmas de Gran Canaria y formada profesionalmente en el Centro de Estudios de la Imagen de Madrid, Teresa Correa trabaja habitualmente con la Galería Saro León, con la que ha expuesto sus series fotográficas en Madrid, Seúl, Bamako, Miami y La Habana. También ha participado en diversas exposiciones dentro y fuera de España e imparte de forma habitual talleres sobre los procesos creativos en fotografía.

“Me considero una artista en proceso”, ha escrito Teresa Correa. “El sustrato sobre el que se asienta todo mi trabajo es la Luz como metáfora del Conocimiento, como metodología de trabajo utilizo la investigación. Mi proyecto es una investigación personal sobre los límites del Saber y de las prácticas discursivas; mi punto de arranque es el problema de la naturaleza esquiva de todo sistema (artístico o tecnológico), su escapar inevitablemente de su condición inicial debido a la tendencia del sistema a moverse hacia el caos, la desorganización, hacia el aumento de la entropía”.

Teresa Correa2

¿ACASO ME NOMBRAS?

Es la primera vez que se hace una muestra fotográfica y artística sobre los materiales de Altamira. Con esta exposición lo que pretendo es reescribir mediante fotografías un relato desde la perspectiva de género a partir de ciertos materiales del paleolítico de la colección del Museo Nacional de Altamira, hacer una relectura desde esta perspectiva me permite dirigir mi mirada desde los objetos materiales hacia las personas, las mujeres como parte activa de la dinámica histórica. Un relato que interroga a la mirada androcéntrica sobre la historia, sus estereotipos y prejuicios en la elaboración de hipótesis interpretativas así como en las propias estrategias en la obtención de datos. Emprender un camino que incluya a las dos mitades de la humanidad como partes fundamentales, ambas, de una estructura mayor a través del arte, un lenguaje universal, me permite poner el acento en lo anómalo de un discurso histórico que continua discriminando la plena incorporación de la otra mitad de la humanidad en este largo camino que hemos emprendido juntas y juntos desde hace miles de años. Para ello parto de una propuesta formal de romper las fotos y por tanto los materiales fotografiados en dos partes para desde la asimetría de este planteamiento, interrogar a las espectadoras y espectadores así como a mí misma cuánto esta mirada que propongo representa la incuestionable inclusión en la Historia de las dos mitades de la Humanidad.

Teresa Correa

Teresa Correa3

EL MUSEO DE ALTAMIRA

En el Museo de Altamira aspira a enriquecer la forma de mirar el patrimonio cultural de la cueva de Altamira, y especialmente la mirada hacia la mujer de los tiempos de Altamira. Para ello busca la complicidad de artistas contemporánexs para entablar un diálogo entre el primer arte y la creación artística del presente. La danza contemporánea, la dramatización o las artes plásticas son vías de exploración de nuevas narrativas, constituyen un lenguaje para imaginar nuevos escenarios en los que narrar la historia, para crear experiencias en el museo.

La exposición “¿Acaso me nombras?” de Teresa Correa da continuidad a las exposiciones de mujeres artistas en el Museo de Altamira. Comenzaron invitando a mujeres artistas cuya obra y forma de expresión artística enlazara con el arte de la cueva de Altamira. Sara Morante en 2015 expuso sus ilustraciones en rojo y negro en la muestra “Elle n´était pas jolie, elle était pire. No era guapa, era peor”. En 2016 Concha García expuso “La sala de no ser”, una instalación que exploraba la memoria y la expresaba a través de los objetos que la invocaban y las acciones que la revisaban, con sus desperfectos y sus ausencias. Esta obra de arte supuso un espacio de extrañamiento para el visitante, una llamada a recordar que el museo es un lugar de memoria, y los objetos arqueológicos una evocación del pasado remoto.

A diferencia de las anteriores, la exposición “¿Acaso me nombras?” en 2017 está compuesta por obra creada expresamente para el Museo de Altamira, y es la primera muestra fotográfica sobre el patrimonio arqueológico de las colecciones del museo.

En el Museo de Altamira creen que el mundo depende de sus relatores, y los museos son uno de esos relatores. Los museos son generadores de conocimiento científico, y también escenarios de aprendizaje a lo largo de la vida. Son también lugares donde pensar el mundo, imaginarlo de otra manera para poder afrontar el cambio.

En el camino para convertir el museo en un tiempo y en un espacio relevantes para la comunidad, buscan desdisciplinar el discurso tradicional del museo, y conectar con el mundo en su complejidad. Suman voces de comunidades cercanas, de personas concretas y colectivos de referencia, construyendo museos juntos, construyendo museo con.

 

Teresa Correa, ¿Acaso me nombras?, Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, Santillana del Mar (Cantabria). Del 7 de marzo al 11 de junio de 2017.

Comisaria: Asun Martínez.
Teresa Correa_Página_01_Imagen_0001

 

Introduce tu comentario

Por favor, introduce tu nombre

Debes introducir tu nombre

Por favor, introduce una dirección de e-mail válida

Debes introducir una dirección de e-mail

Por favor, introduce tu mensaje

MAV Mujeres en las Artes Visuales © 2017 Todos los derechos reservados


Diseñado por ITCHY para m-arte y cultura visual